Hay más de 150 millones de dólares perdidos por contraseñas olvidadas

Según un informe elaborado por la compañía de seguridad ESET, las contraseñas más usadas de 2021 fueron "123456", "123456789″, "12345", "qwerty” y "password". Aunque son fácilmente adivinables, también es simple recordarlas, algo que quizás no está tan mal en un mundo donde casi todo tiene contraseñas: el celular, la computadora, la cuenta del banco, algunas llaves y hasta los autos de Tesla. En todos estos casos, olvidar la contraseña puede ser algo tedioso por el proceso de recuperarla. Pero puede recuperarse. No pasa lo mismo en el mundo de las criptomonedas, donde un olvido puede significar la pérdida de mucho dinero. Así, se estima que por olvidos de claves se perdieron entre 100.000 y 150.000 millones de dólares enBitcoin que jamás podrán recuperarse.

La primera cifra aproximada la dijo Robert Rhodin, CEO de KeychainX, una de las pocas empresas que prestan el servicio de recuperación de contraseñas para las billeteras cripto. "Creo que actualmente se pierden más de USD 100 mil millones en criptomonedas", declaró en diálogo con Coin Telegraph. Sin embargo, ese número puede ser mucho mayor: un informe de la firma Chainalysis estima que la cantidad deBitcoins bloqueadas ronda en el 20% de las 18,5 millones existentes, es decir, alrededor de 3,7 millones. Al cierre de este artículo —con elBitcoin a USD 42,022.90—, ese monto se traduce en unos 155.484 millones de dólares.

ElBitcoin surgió en Internet de la mano de un misterioso usuario llamado Satoshi Nakamoto, quien tenía el ideal de que cualquier persona en el mundo abriera una cuenta bancaria digital y guardara el dinero de una manera que ningún gobierno pudiera prevenir o regular. Y aunque este concepto de libertad suena ideal, la diferencia deBitcoin con cualquier entidad bancaria es que no existe alguien que pueda recuperar la contraseña una vez perdida. Hay servicios que ayudan a encontrarla, como el de Rhodin, que llegaron a devolver unos 2.000 millones de dólares en criptomonedas. Sin embargo, ni ellos pueden garantizar que se devuelva el dinero.

¿Por qué? La estructura deBitcoin se rige por una red de computadoras que acordaron seguir un software que contiene todas las reglas de la criptomoneda. El software incluye un algoritmo complejo que hace posible crear una dirección y una clave privada asociada, que solo conoce la persona que creó la billetera. El sofwtare permite que la red confirme una contraseña sin saber cuál es, y así asegura que el tenedor de las criptomonedas permanezca anónimo. Y el anonimato —ideal para delincuentes y operaciones secretas— conlleva la memoria: si el tenedor no recuerda la contraseña, puede decirle adiós a susBitcoins.

La libertad cripto, con aliados y desertores

Hay más de 150 millones de dólares perdidos por contraseñas olvidadas

Este sistema no le gusta a muchas personas. hace un año que Stefan Thomas, un programador nacido en Alemania que vive en San Francisco, le confesó a The New York Times (NYT): “Toda esta idea de ser tu propio banco... Déjame ponerlo de esta manera: ¿haces tus propios zapatos? La razón por la que tenemos bancos es que no queremos lidiar con todas esas cosas que hacen los bancos”. Thomas tiene 7.002Bitcoins (unos 293 millones de dólares) en un disco duro para el que no recuerda la contraseña, y solo le quedan dos intentos.

Lo mismo le sucedió a Brad Yasar, un empresario de Los Ángeles. Yasar tenía miles deBitcoins en computadoras de escritorio que creó o extrajo durante el primeros días de la tecnología. Sin contraseñas, eso significa millones de dólares enjaulados en discos duros que yacen fuera de la vista de Yasar. “No quiero que me recuerden todos los días que lo que tengo ahora es una fracción de lo que podría tener que perdí”, dijo a NYT.

Tanto Thomas como Yasar pertenecen a la primera categoría de clientes de los servicios de recuperación. Según describió Rhodin a Coin Telegraph, este tipo de personas son inversores que tuvieron una billetera durante mucho tiempo y de repente se dieron cuenta que tenían millones escondidos. Los segundos son los que compraron recientemente, pero no hicieron copia de seguridad. Los terceros —con menos culpa— son aquellos que buscan adivinar la contraseña que puso un familiar fallecido, que dejó como herencia una criptofortuna casi imposible de recuperar. También hay personas que perdieron millones, pero continúan defendiendo al sistema. “El riesgo de ser mi propio banco viene con la recompensa de poder acceder libremente a mi dinero y ser un ciudadano del mundo, eso vale la pena”, dijo al medio citado el empresario Gabriel Abed, que se olvidó la contraseña para acceder a 25 millones de dólares en cripto.

Los servicios de recuperación cobran alrededor del 20% de lo recuperado, y cada vez tienen más clientes. En enero del año pasado, Wallet Recovery Services, reportó que recibía el triple de consultas que hace un mes atrás: unas 70 solicitudes diarias de personas que quieren recuperar sus claves. Los tenedores deBitcoin se enfrentan a la memoria y al olvido, además de los hackers que ya se robaron más de 4.200 millones de dólares, según un informa de Chainalysis. El mundo delBitcoin es fascinante, y terrorífico al mismo tiempo.