Cómo usar tu viejo móvil Android como cámara de seguridad

Tutorial

Como ya te hemos dicho deberá estar siempre con conexión, por lo que sería conveniente ponerle una tarjeta SIM para que tenga siempre cobertura de datos, por si acaso se va la luz y el WiFi no funciona.

Además, debería estar cerca de un enchufe para poder conectarlo a la red eléctrica de forma permanente, ya que tampoco es que la batería nos importe demasiado en un principio.

Ya, por último, es conveniente dejarlo con las mínimas aplicaciones posibles, puesto que no queremos que esté saturado en su memoria, ni en la RAM, ni en el almacenamiento interno, puesto que ambos los vamos a necesitar en la mejor forma posible.

Una vez que tenemos todo esto claro es el momento de ver cuáles son las principales aplicaciones de Android que van a permitirnos poner nuestro smartphone a funcionar como si fuese una cámara de seguridad.

Camy

Es una aplicación muy sencilla de manejar y con una calidad innegable.

Es tan fácil como instalar Camy en el teléfono Android que vas a usar de cámara de vigilancia, para después instalarlo en el smartphone desde el cual vamos a manejarlo, acabando por leer un código QR del primer terminal para sincronizarlos y así tener el control a distancia.

Vamos a poder ver todo lo que ocurre en la casa totalmente en directo, pero además se puede grabar, cambiar de una cámara a otra (delantera o trasera) activar un sistema de detección de movimientos e incluso funciona de noche, ya que lleva un filtro de baja iluminación.

Otra cosa buena que tiene Camy es que se puede descargar de forma gratuita, aunque hay una versión de pago que quita los anuncios y puede emitir a 1080p.

AtHome Camera

Cómo usar tu viejo móvil Android como cámara de seguridad

Esta es una aplicación que puede funcionar como monitor para bebés, cámara para mascotas, cuidado de ancianos y, por supuesto, para cámara de seguridad.

Algo muy interesante es que también se puede utilizar desde el ordenador, por lo que el control aún es más completo.

Con AtHome Camera se puede vigilar el hogar desde cualquier parte que estemos, además de recibir alertas en caso de la app haya detectado cualquier tipo de problema.

La transmisión de video utiliza la tecnología de transferencia P2P para proteger nuestra intimidad. Además, utiliza un sistema de IA para controlar todo lo que ocurre y no dar falsos positivos, aprendiendo más cuanto más tiempo pasa.

Incorpora un sistema de visión nocturna con el que podremos conseguir controlarlo todo incluso por la noche.

Otra faceta interesante es el hecho de poder interactuar con personas que pudieran estar al otro lado de la cámara, algo que nos permite por medio de los altavoces de dispositivo emisor.

Es interesante que también tenga un servicio en la nube para guardar vídeos además de un servicio multipantallas para ver hasta 4 al mismo tiempo.

Alfred

Alfred es una aplicación que puede transmitir durante las 24 horas del día y los 7 días de la semana sin problema alguno, con un directo de buena calidad.

Nos va a avisar de cualquier movimiento que detecte para que estemos informados de todo lo que pase, además de tener espacio ilimitado en la nube para descargar, compartir e incluso reproducir videos.

Equipa un filtro de luz baja que consigue que la visualización de noche sea bastante buena y pueda seguir controlando la estancia donde hemos colocado el smartphone que hace cámara de vigilancia.

La función Walkie Talkie sirve para establecer una comunicación entre los dos dispositivos, el emisor y por el que estemos viendo la imagen. Esta es una buena manera de comunicarse con alguien que esté en la casa o con posibles ladrones que pudieran entrar para, de esa forma, intentar disuadirles.

También tiene una serie de añadidos muy interesantes como el hecho de poder hacer zoom para acercar la imagen, un sistema de recordatorios que podemos programar nosotros mismos, además de indicarnos cualquier incidencia por medio de una alarma.

Todo esto lo tenemos de forma gratuita con esta aplicación, por la que no tendremos que desembolsar nada, solamente descargarla en Google Play Store, instalarla y ponernos a disfrutarla para controlar aquella estancia que queramos.

Como has podido leer, hacer que nuestro smartphone sea una cámara de vigilancia es sumamente sencillo y que no supone el más mínimo problema, además de tener aplicaciones gratuitas que nos servirán a la perfección para este menester.