Uno de los mejores relojes si usas Google para todo: probamos el TicWatch Pro 3 Ultra

  1. Adrián Raya

El TicWatch Pro 3 Ultra de Mobvoi es una de las principales alternativas basadas en WearOS, el sistema operativo de Google que está en medio de una revolución.

El mercado de los relojes inteligentes es uno de los más variados y competitivos del sector tecnológico, con multitud de sistemas operativos y plataformas independientes. Es un gran contraste respecto al mercado de los smartphones, dominado por sólo dos plataformas, la de Apple y la de Google.

Eso ha favorecido el lanzamiento de productos muy completos a buen precio, como el Huawei Watch GT 3 que probamos recientemente; pero también deja algo abandonados a los usuarios que quieren seguir usando las mismas apps y servicios que en su móvil Android, por ejemplo. Si esa es tu situación, Mobvoi ofrece una de las principales opciones para disfrutar de la misma plataforma en tu muñeca.

Hasta arriba de funciones

El TicWatch Pro 3 Ultra es la opción más completa y 'premium' que ofrece Mobvoi; es un reloj inteligente basado en Wear OS de Google y como tal, tiene importantes ventajas respecto a otros dispositivos basados en su propia plataforma. Eso se refleja en una gran cantidad de funcionalidades y posibilidades.

Este es uno de los relojes inteligentes más completos que he tenido la oportunidad de probar, en cantidad de aplicaciones preinstaladas y en la posibilidad de ampliarlo con más, obtenidas a través de la Google Play Store. Por supuesto, tenemos las funciones básicas que ya podemos esperar de cualquier reloj competente, como la monitorización de la frecuencia cardíaca (con detección de AFib), además de la saturación de oxígeno en sangre, durante todo el día; así que podemos tener una idea clara de nuestro cuerpo, incluso cuando estamos durmiendo. Sobre esto, también tenemos un seguimiento del sueño tan completo como en cualquier otro sistema.

Podemos hacer un seguimiento de estos datos usando las apps preinstaladas propias de Mobvoi, pero también es compatible con Google Fit; aquí es donde encontramos una de las ventajas de usar un reloj WearOS, especialmente si ya estamos metidos en la plataforma de Google. Tenemos capacidad de elección, algo que no podemos decir en muchos otros relojes.

Además, es importante la atención que reciben áreas de la salud que normalmente son ignoradas, como puede ser la salud mental. Este reloj es capaz de evaluar nuestra fatiga, y ayudarnos a reducir el estrés con ejercicios de respiración. Incluso tenemos una app que registra los niveles de ruido, lo que nos puede ser muy útil para evitar sitios que nos puedan provocar dolor de cabeza o incluso lesiones auditivas.

Por supuesto, tenemos acceso a todo tipo de ejercicios, nada menos que 100, pulsando el botón inferior del reloj; en mi caso, mis movimientos se han registrado bien usando el GPS interno del reloj, aunque puede ser algo lento a la hora de captar tu posición al principio. Además, tenemos como opción una versión 4G, que cuenta con una tarjeta SIM virtual con la que podemos decir adiós al móvil; no sólo podemos sincronizar datos y recibir notificaciones directamente en el reloj, incluso es posible realizar llamadas.

Lo que más me ha gustado de las apps preinstaladas de salud es que no es necesario usar el móvil para obtener la mayor parte de la información, como ocurre en otros relojes; por ejemplo, este dispositivo es capaz de mostrarnos todos los datos de nuestro sueño en cuanto nos despertamos, sin necesidad de coger el móvil y dejar que los datos se sincronicen. Lo cual es algo bueno, porque la app móvil de Mobvoi deja algo que desear; es lenta en sincronizar los datos, y en algunos casos he tenido serios problemas para que los datos aparezcan.

Siguiendo con las quejas, la primera hora de uso de este reloj es una de las peores experiencias que he sufrido, por la cantidad de veces que he tenido que dar permiso para que las apps accedan a mis datos. Comprendo que eso sea necesario si instalo una nueva app, pero es que he tenido que hacerlo para cada una de las apps que venían preinstaladas; fue tan caótico que hubo un momento en el que ni siquiera sabía qué app era la que me estaba pidiendo datos. Lo ideal hubiera sido que, al iniciar el reloj por primera vez pudiésemos otorgar o denegar los permisos de todas las apps preinstaladas al mismo tiempo. Además, sospecho que eso ha provocado que deniegue algún acceso, provocando fallos en algunas apps (como la medición de oxígeno en sangre en segundo plano).

La ventaja de Google

Es evidente que la cuestión de los permisos es un intento de Google de no entrar en polémicas innecesarias con la gestión de nuestros datos de salud, y que en este caso afecta a la experiencia. Pero también tengo que decir que, aparte de eso, he encontrado poco de lo que quejarme durante mi experiencia con el TicWatch Pro 3 Ultra.

Estamos ante un reloj rápido, que reacciona inmediatamente a nuestros gestos gracias al uso del procesador Snapdragon Wear 4100. El sistema también se nota ligero, pese a que estoy seguro de que no lo es por la cantidad de funciones y sistemas de Google integrados. Como por ejemplo, el Asistente de Google, que está accesible fácilmente y nos permite controlar nuestros dispositivos con la voz como si tuviésemos un altavoz inteligente en la muñeca.

Si tenemos un Android, la experiencia es muy superior gracias a la integración con nuestro móvil, incluyendo recibir las notificaciones directamente en el reloj, y la compatibilidad con apps y controles multimedia del móvil. Gracias al acceso a la Play Store, tenemos aplicaciones como Spotify, o la recientemente lanzada YouTube Music, que nos permiten escuchar música desde el reloj emparejando unos auriculares inalámbricos. Y por supuesto, tenemos acceso a apps muy útiles como Google Maps, así como a los pagos por Google Pay usando la conexión NFC integrada.

El TicWatch Pro 3 Ultra está basado en Wear OS 2, y por lo tanto no tiene las ventajas y novedades de Wear OS 3; sin embargo, Mobvoi ha prometido que los usuarios recibirán el nuevo sistema a través de una actualización a lo largo del 2022. Una promesa que garantiza que este reloj no se queda obsoleto cuando Google por fin lance la nueva versión de Wear OS. Es bueno ver que el gigante ha reafirmado su apuesta por los wearables, aunque hayan sido los usuarios de Samsung los primeros que han recibido estas ventajas con el Galaxy Watch 4.

Elegante y resistente

El TicWatch Pro 3 Ultra es el modelo más avanzado de Mobvoi, y eso se nota con un buen diseño y el uso de materiales de calidad; por ejemplo, la correa de caucho flourado tiene un acabado de cuero (sólo en la versión 4G), y aunque no es un reloj pequeño, tampoco es de los más grandes y es cómodo de llevar. La cubierta de vidrio usa Corning Gorilla con antihuellas, algo que se agradece mucho, y todo el reloj sigue el estándar militar 810G para garantizar su resistencia a caídas y golpes.

Sin embargo, tal vez esperaba una sensación algo más 'premium', teniendo en cuenta el precio, especialmente de la versión 4G, que alcanza los 359,99 euros. La caja del reloj está fabricada en acero inoxidable y nylon con fibra de vidrio, pero al tacto no ofrece las mismas sensaciones que, por ejemplo, el material cerámico que disfruté en el Huawei Watch GT 3, un reloj más barato.

Al elegante diseño hay que sumar las esferas de reloj disponibles, de las que hay preinstaladas una gran cantidad y variedad, hasta el punto de que resulta sorprendente; y siempre podemos conseguir más a través de la Play Store.

Muy completo y capaz

El TicWatch Pro 3 Ultra representa lo máximo que puede alcanzar ahora mismo un reloj Wear OS, al menos hasta la llegada de la próxima generación del sistema operativo. Está repleto de funcionalidades y aplicaciones útiles para nuestro día a día, es altamente personalizable y pese a todo, es rápido.

Sin embargo, eso repercute en la batería; no he conseguido que dure más de tres días, una duración aceptable pero no de las mejores que hemos visto. Al menos, tenemos un as guardado en la manga, y una de mis funciones favoritas: el modo esencial, en el que la pantalla se apaga casi completamente, dejando sólo las funciones básicas como el reloj, la fecha, y la cantidad de pasos. Eso es lo que verás durante la mayor parte del tiempo, ya que el reloj no muestra la esfera hasta que pulsamos dos veces la pantalla o uno de los botones. Es una solución elegante al problema de la batería, ya que en este modo podemos usarlo durante muchos más días, aunque sin acceso a funciones ni aplicaciones hasta que lo recarguemos.

El TicWatch Pro 3 Ultra es uno de los mejores relojes del sector gracias a ese tipo de funciones útiles, y ya está disponible a partir de 299,99 euros por la versión básica, y 359,99 euros por la versión con 4G.

comentarios0WhatsAppFacebookTwitterLinkedin