Reseña del realme watch 2: un reloj que no mejora a su antecesor en rendimiento y precio

En el complejo mundo de los relojes inteligentes y wearables orientados a la salud, la relación “calidad/precio” de las marcas competidoras es un asunto igual de desafiante que el mercado móvil, y con propuestas que son capaces de estar a la altura de lo que uno espera. NIUSGEEK tiene a prueba al realme watch 2 y te decimos por qué deberías ir por el extraordinario realme watch S que ya reseñamos.

Estas son las especificaciones del realme watch 2:

REALME

WATCH 2

TAMAÑO

35.7 x 25.8 x 12.2 mm

PESO

38 g

PANTALLA

IPS LCD CUADRADO 1.4" 600 nits 320x320

SENSORES

Acelerómetro

Medidor cardíaco

SpO2

PROTECCION

IP68

BATERÍA

315 mAh

SISTEMA DE CARGA

Cargador propietario de pines

CONECTIVIDAD

BT 5

COMPATIBIILIDAD

Reseña del realme watch 2: un reloj que no mejora a su antecesor en rendimiento y precio

Android

CORREA

22mm

Esto es lo que debes saber del equipo:

Formato cuadrado. Frente a la competencia, este realme watch 2 calza sin problemas entre las Bandas 6 de Huawei y Honor, con un diseño cuadrado que añade un solo botón para el retorno al home y el encendido del equipo, una serie de sensores ubicados en la parte que toma contacto con la piel y una correa de silicona de 22 milímetros para hacer el cambio con otras. Su acabado en plástico permite una protección IP68, así que no tendrás problemas en meterte al agua con él. No contamos con parlante o micrófono.

Un panel que no es el mejor. Es uno de los dos elementos que pone en evidente desventaja a este equipo. Estamos ante una pantalla con bordes realmente anchos – sobre todo arriba y abajo - que destacan debido a que el panel IPS tiene un bajo nivel de contraste y unos ángulos de visión que distorsionan la luminosidad y los colores en los 15 grados de visualización. Si bien tenemos una pantalla que funciona bien al tacto – suave, bien animada – y que podemos ver sin problemas cuando la tenemos en frente, no mejora la propuesta de otras marcas que compiten al mismo precio.

Sensores eficientes. Para medir los pasos, el nivel de oxígeno en la sangre o la calidad de sueño, este watch 2 anduvo dentro de lo esperado. SI bien no reconoce rutinas automáticamente, sí es capaz de contar los pasos efectuados en el día y determinar nuestras horas de descanso con precisión.

Un software que no tiene crecimiento. Ya habíamos visto en la reseña del realme watch S que estamos ante algo fijo, que no tiene mercado de apps y que se mantiene con las funciones que vienen instaladas de fábrica. Son un puñado de tareas elementales: cronómetro, control musical, disparo de fotos, ubicación de teléfono, clima, metas logradas y las funciones orientadas a la salud. A través de la app podemos cambiar la portada, pero no hay mucha variedad. Aun la aplicación “realme link” no permite guardar en nube los datos obtenidos ni transferir nuestra actividad recogida por el equipo en otro teléfono. Tenemos que resetear el reloj para usarlo en otro celular. Así de drástico.

Lo “Smart” no existe, pero tampoco lo necesitas. Es un equipo con el que no podrás reaccionar a las notificaciones, responder mensajes, revisar correos. Nada. Solo podrás saber que recibiste una notificación y ya está. No hay adaptación automática a una caminata o el inicio de un trote en la mañana, ni tampoco la posibilidad de alojar tracks. Podemos controlar la música de Spotify sin problemas.

Un extraño ritmo de consumo. A diferencia del watch S, este watch 2 se mantuvo vivo en mi muñeca izquierda por 6 días con las notificaciones a tope, la pantalla a brillo máximo y alarmas con vibración. No me parece un mal tiempo logrado, pero creo que el equipo consume más por la pantalla que por las notificaciones. Debido a que no regula automáticamente la luz de la pantalla, la activación del panel mientras duermes suele ser más que ocasional, y me he despertado por el brillo en varias ocasiones durante mi prueba. Hay una función de “No molestar”, pero parece que el botón lateral también es sensible a los toques. En este caso, intenté darle más vida útil al reloj, pero obtuve ese promedio. Consumir entre 10 a 15% de energía por día me parece excesivo para un equipo de ese rango.

¿Vale la pena? Como marca, realme ha demostrado que tiene un catálogo capaz de satisfacer la amplia demanda de los usuarios en categorías de equipos a buen precio y calidad. En ese catálogo está el realme watch S, un estupendo reloj. No compres éste, ve por el watch S. Por 10 soles más, ganas en diseño, autonomía y campo de visión. Frente a los enemigos comunes Xiaomi, Huawei y Honor, el realme watch 2 se queda muy atrás. Ve por el watch S, no por el 2.

* Equipo cedido a préstamo por realme desde el 3 de julio hasta la publicación de la reseña. Precio en el mercado: 249 soles.

Más información