10 cosas que puedes hacer con tu smartwatch

En función del reloj del que se trate existe la posibilidad de contestar con un teclado virtual, frases sugeridas por el sistema o directamente haciendo uso de nuestra voz, aunque para esto último es necesario que integre un micrófono.

Recibir notificaciones

Es uno de los usos más conocidos y fundamentales por los que uno decide apostar por estos wearables. Para ello basta con vincular el móvil al smartwatch a través de la conexión por Bluetooth.

además, a partir de la aplicación en concreto que emplees para configurar el reloj puedes establecer que aplicaciones deben mandar una notificación al complemento.

Encender la luz

En el caso de que dispongas en tu vivienda de iluminación a través de bombillas inteligentes debes saber que puedes controlarlas con tu reloj.

Lo único que debes hacer es enlazar ambos dispositivos y solo con tocar la pantalla la luz se encenderá. Cabe destacar que esto conlleva un gasto mayor de energía.

Echa un ojo al tiempo

Del mismo modo que tu propio terminal puede mostrar información meteorológica con los widgets, tu smartwatch también puede hacer lo mismo sin mucho trabajo.

Con las aplicaciones indicadas puedes consultar la previsión del tiempo con un simple toque.

Controla la música

10 cosas que puedes hacer con tu smartwatch

Otro de los usos más habituales de estos accesorios. Si se encuentra conectado a tu teléfono puedes reproducir música y controlar diversos aspectos relacionadas con ella desde el reloj.

Si este cuenta con altavoz integrado también puede sonar a través de él, aunque la calidad de audio es claramente diferente.

Mide tu actividad deportiva

Los smartwatch disponen de múltiples herramientas para monitorear información relativa a nuestro estado físico, como el sensor de ritmo cardíaco de una Mi Band o un podómetro.

Esta facultad garantiza llevar un control del progreso de las actividades deportivas más habituales e incluso otras menos conocidas en función del modelo. Este es el principal motivo por el que muchas personas que realizan ejercicio apuestan por ellas.

Contestar llamadas

Esta propiedad depende íntegramente de si el dispositivo cuenta con micrófono y altavoz incorporado. En caso afirmativo puedes responder a las llamadas entrantes con el reloj inteligente.

La calidad de sonido no será tan optima como ocurre con un móvil. Por lo que si nos encontramos en un lugar con ruido abundante es posible que tengas que recurrir a la opción más clásica.

Pagar sin complicaciones

La tecnología NFC es sin lugar a duda uno de los grandes avances tecnológicos del siglo XXI. Su uso no era común, pero tras la pandemia los pagos sin contacto se han extendido globalmente.

El funcionamiento es idéntico al de un smartphone. Basta con descargar en el complemento la aplicación destinada para el pago NFC (Google Pay o Apple Pay) e introducir los datos de nuestra tarjeta bancaria.

No te pierdas nunca

El uso del GPS es bastante frecuente en la actualidad. Sobre todo, para dirigirnos a sitios que nunca antes hemos visitado y cuya ubicación desconocemos.

De la misma forma que empleamos el terminal, un smartwatch puede hacer exactamente lo mismo descargando la aplicación de mapas adecuada para el modelo concreto. Lo más normal es que el reloj inteligente te guíe con breves sonidos que indicarán la dirección.

Ahorra batería

Por último, pero no menos importante, echar el guante a un smartwatch no solo te permitirá hacer todo lo anterior y mucho más, puedes inclusive ahorrar batería de tu propio móvil.

Esto es realmente simple. Por mucho que la conexión mediante Bluetooth implique un desgaste de la energía, el hecho de no utilizarlo para prácticamente nada significa que su duración será mucho más extensa.