Educación elimina la asignatura de informática pero invertirá 3.600 millones en formación digital

El Gobierno eliminará la asignatura de informática en Bachillerato. Una medida que resulta llamativa si se analiza la inversión que el Gobierno ha destinado precisamente a dotar de competencias digitales a grupos poblacionales que abarcan a jóvenes, mujeres, pymes o personas en paro.

En concreto, el Ejecutivo invertirá 3.593 millones de euros a este fin, tal y como refleja el Componente 19 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, proyecto centrado en adjudicar los fondos europeos para paliar la crisis causada por la pandemia del coronavirus. No es el único Componente en el que se hace referencia a inversiones en competencias digitales. Aunque de forma no tan directa, el Componente 23, dotado de 2.363 millones de euros, o el Componente 11, con 4.315 millones de euros, cuentan con iniciativas orientadas a la formación en capacidades digitales.

En concreto, el Componente 19 tiene como objetivo "garantizar la formación e inclusión digital de la ciudadanía y los trabajadores, no dejando a nadie atrás en el proceso de transformación digital de la sociedad y la economía". Está dirigido al conjunto de la población, y pone "especial atención al cierre de la brecha de género y al impulso de la formación en las zonas en declive demográfico".

El Componente 19 se vertebra en cuatro ejes de actuación, según explica el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, consultado por Vozpópuli. El texto destaca la orientación de las inversiones hacia "el desarrollo de competencias digitales para la educación, desde la digitalización de la escuela hasta la universidad, pasando por la Formación Profesional; la formación en competencias digitales a lo largo de la vida laboral (upskilling y reskilling, tanto de las personas desempleadas como empleadas), con foco en el desarrollo de competencias digitales para las pymes; y el fomento de los especialistas TIC".

Desde el Ejecutivo explican que la retirada de la asignatura de informática no es tal, sino que ahora pasa a ser una "competencia transversal", tal y como aseguró hace unos días Pilar Alegría, la ministra de Educación y Formación Profesional. "El currículo educativo con esta ley cambia y se introduce un concepto para trabajar a nivel de competencia. La competencia digital o tecnológica traspasa y recorre todo el currículo educativo, desde la educación infantil hasta la educación primaria y el Bachiller".

Las tecnológicas, contra la retirada de informática

Las empresas de corte tecnológico ya se han posicionado contra la medida. Desde AMETIC (Asociación Multisectorial de Empresas de s de la Información, Comunicaciones y Electrónica), la patronal que las representa, aseguran que el "Bachillerato es precisamente el momento en que los jóvenes deben tomar la decisión sobre qué carrera universitaria elegir y, en ese sentido, AMETIC considera fundamental que la informática esté presente en dicho nivel educativo, si verdaderamente se pretende impulsar el talento digital en España".

Por otro lado, AMETIC explica que en otros niveles educativos se ha sustituido la palabra informática por otros términos como “tecnologías de la información” o “digitalización”. "Los profesionales son conscientes de que los procesos de digitalización se sustentan en los conocimientos de informática. Por tanto, resulta imprescindible recuperar ese término en los currículos porque la ingeniería informática es la formación universitaria de referencia para las empresas de todos los sectores y la sociedad en lo que a la transformación digital se refiere", explica la asociación.

La patronal de las tecnológicas concluye que "la sustitución por conceptos y contenidos relacionados con otros ámbitos de la tecnología, de lo que no deja de ser pensamiento computacional, algorítmica y, en definitiva, informática, puede llevar a equívocos sobre quienes deben impartir dichas materias, que son los profesores de la especialidad de informática. Resulta tremendamente insólito que dada la importancia que se da a la adquisición de competencias digitales y la existencia de una especialidad en los cuerpos de profesorado denominada 'Informática', no exista, en el bachillerato, una materia que dichos profesores deban impartir".