Alonso: "No hay que tener miedo a la inteligencia artificial"

Entender el concepto de inteligencia artificial no es fácil. Y es algo que ya utilizamos en nuestras vidas y estará mucho más presente próximamente. ¿Cómo lo explica en colegios e institutos en los que imparte charlas?

Los niños entienden perfectamente qué es la inteligencia artificial. Incluso mejor que los mayores. Ellos ya viven en un mundo mucho más digital, en origen, que el nuestro.

Defínala, seguramente nos sirva para todos y todas: pequeños y mayores...

Es una parte de la informática, la ciencia de trabajar con las máquinas y crear algoritmos y programas para que hagan cosas parecidas a las que haría una persona experta en un campo determinado. Por ejemplo, un robot, capaz de jugar contigo de una forma distinta a cómo juega con otro amigo. ¿Cómo? Utilizando lo que observan sobre ti para poder jugar contigo, igual que haría un amigo tuyo en la vida diaria. Hay muchas aplicaciones para niños que ayudan a explicar este concepto de forma sencilla.

Son programas que hacen cosas parecidas a las que haría una persona experta en un campo determinado

Y en la vida diaria, ¿podría poner algún ejemplo de cómo hacemos uso de la inteligencia artificial aunque no lo sepamos?

En un traductor de Google, por ejemplo. Cuando enciendes el móvil y te pide la huella digital, eso utiliza IA para detectarla. O cuando identifican tu cara, también es por IA. Cuando estás escribiendo un texto y te reconoce la palabra que quieres escribir. O cuando estás viendo las previsiones meteorológicas, también es con inteligencia artificial, con modelos que son cada vez más precisos. Ya casi nadie te pregunta por la calle por dónde se va a un sitio. Google Maps o una aplicación cualquiera de este tipo te va diciendo qué tienes que hacer para ir a un sitio determinado y cuando te equivocas o haces un movimiento que no es correcto te envía una señal acústica, normalmente, para replanificar.

Está en las previsiones meteorológicas, en los textos predeterminados, en Google Maps

¿Ocurre también con la visión artificial?

En muchas áreas, sí. En visión artificial te permite reproducir la capacidad de la visión humana pero más exacta, porque los humanos a veces no somos tan precisos como quisiéramos.

¿Y con el lenguaje?

Sí, con el lenguaje natural. Las máquinas son capaces de reconocer qué les estás diciendo o reproducir frases escritas o habladas. Aquí entraría toda la parte de asistentes personales, como Siri, Alexa o Cortana, que mucha gente conoce. Están utilizando lenguaje natural. Lenguaje natural, dicción artificial, aprendizaje automático reconociendo patrones... Aplicaciones de sistemas recomendadores, por ejemplo, te conectas a tu tele y recibes recomendaciones, por ejemplo, de Netflix, y te va diciendo esto te va a gustar, esto te va a gustar más o menos... ¿cómo lo hace? Analizando tus gustos, todo esto lo hace utilizando inteligencia artificial.

Todos conocemos a Alexa, Siri, Cortana o las recomendaciones que te hace Netflix en función de tus gustos

Alexa.

¿Fútbol incluso?

Les hablo también de fútbol a los chavales cuando doy charlas en centros. El caso del Liverpool, por ejemplo, que estuvo todo un año sin perder un partido. Aquí hay recepción de datos en tiempo real por parte del entrenador. Se trata un poco de decirles que la inteligencia artificial, eso que parece ciencia ficción, en realidad la están utilizando todos los días.

El Liverpool estuvo un año sin perder un partido gracias a la recepción de datos en tiempo real

Partido del Liverpool.

Algo les cuenta también sobre el coronavirus...

Un sistema de inteligencia artificial fue el primero en alertar del coronavirus en Wuhan. No dijo que era un coronavirus pero sí detectó un riesgo alto de una posible epidemia con algún tipo de virus y dijo en qué zona iba a estar y cómo se iba a diseminar (para esto tuvo en cuenta muchos datos de noticias, de hospitales, vuelos, frecuencia de los vuelos, cantidad de gente que vuela, procedencia, destino...).

¿Qué les llama más la atención a los escolares?

A veces me preguntan por películas o series que han visto, por los personajes. Yo les explico que son personajes ficticios, no son de verdad. Han salido de la imaginación de un modelista, de un director de cine... pero no existen. No hay que tener miedo de esto porque las personas que estamos diseñando la inteligencia artificial somos personas y tenemos unas normas éticas que hay que respetar. La legislación cada vez avanza más: se trata de producir herramientas que sean buenas para las personas.

Los que diseñamos la inteligencia artificial somos humanos con unas normas éticas

Usted es ingeniera química. ¿Cómo se especializó en inteligencia artificial?

Cuando yo estudiaba la carrera (en Santiago) todavía no había Ingeniería Informática. Hice Ingeniería Química y la tesis en Física pero centrada ya en inteligencia artificial. Mi proyecto fin de carrera fue un sistema de monitorización antenatal: cómo tratar a las mujeres durante el embarazo para que los bebés naciesen en las mejores condiciones. Era un sistema sofisticado que iba desde la parte del embarazo hasta el parto, para evitar problemas, y también para atender al bebé al nacer.

¿De qué año hablamos?

Leí esa tesis en 1988. Había un grupo en Física que trabajaba en Ingeniería Biomédica y me interesó. Hablé con ellos y con gente de Obstetricia del hospital de Santiago y así empezó todo. Después estuve en Estados Unidos en estancias de investigación. Y volví a Galicia.

Leí la tesis en 1988 y ya era sobre inteligencia artificial

Coche inteligente.

Para un estudiante interesado en esta materia de la que hablamos, ¿qué carrera o carreras serían ideales para encaminarse hacia la IA?

La Inteligencia Artificial es una rama de las Ciencias de la Computación, y por lo tanto de la Informática. Digamos que la inteligencia artificial tiene dos grandes ramas: una basada en datos y otra en conocimiento (recoger el conocimiento de personas expertas en el área de trabajo en el que se vaya a desarrollar el sistema). El enfoque basado en datos es el que está más vigente hoy en día, con grandes avances en Aprendizaje Automático, Visión Artificial o Lenguaje Natural, entre otros campos. Hay muchos modelos de aprendizaje y cada vez más sofisticados. Nosotros en la UDC tenemos un Grado en Ciencia e Ingeniería de Datos (y másteres en Bioinformática, Ciberseguridad, Visión por Computador, y el curso que viene tendremos inteligencia artificial, en internet de las cosas, que están relacionados). Además, el año que viene las tres universidades gallegas tendremos un nuevo grado en inteligencia artificial. También son importantes las titulaciones que permitan el diseño de algunas herramientas, como los videojuegos... Los informáticos trabajamos con gente de muy distintas áreas, con psicólogos y sociólogos, filósofos, ingenieros, médicos, por ejemplo. Hay que cambiar esa imagen del informático poco sociable encerrado en un sótano horas y horas en el ordenador”